Carné de conducir

A muchos, el carné de conducir les trae de cabeza: las preguntas de test del teórico, las clases prácticas… Cuando decidimos que queremos obtener el carné de conducir, debemos tener una cosa clara: hay que dedicarle tiempo y, sobre todo, muchas ganas.

Conducir no es un juego. Nos ponemos al volante de una máquina muy compleja y debemos poner en la conducción todos nuestros sentidos. Si conocemos cómo funciona el coche, las normas de seguridad vial y cómo debemos comportarnos en la carretera, el riesgo de sufrir un accidente será mucho menor.

 

EL EXAMEN TEÓRICO

La mejor forma para conseguir aprobar el examen teórico es entendiendo los conceptos. De nada sirve que memoricemos las preguntas, puesto que una formulación diferente puede hacer que nos quedemos en blanco y no sepamos qué contestar.

Por eso, lo mejor es comprender bien. ¿Queréis algunos trucos? Por ejemplo, si te cuesta aprender qué significa cada señal, puedes utilizar asociaciones:

Prioridad

Esta señal indica “Calzada con prioridad”. Imagina que tu color preferido es el amarillo: el amarillo es tu prioridad, esta señal indica una calzada con prioridad. Si no lo es, puedes utilizar cualquier otro ejemplo: mi prioridad entre las frutas es el plátano, el plátano es amarillo, la señal con rombo amarillo indica calzada con prioridad.

Este tipo de asociaciones ayudan muchísimo a la hora de estudiar. Recuerda también que los profesores de autoescuela están para algo: pregúntales tus dudas, por muy básicas que te parezcan.

Otra forma de retener los conocimientos es visualizando vídeos con explicaciones. Estudiar a través de elementos multimedia es mucho más entretenido y dinámico, y está demostrado que los conocimientos se fijan en un porcentaje mucho mayor que estudiando sobre texto escrito.

Teniendo en cuenta estos datos, en Arisoft hemos desarrollado una colección de vídeos del Permiso B que los usuarios pueden visualizar en una plataforma online. Más de 300 minutos de vídeo con todas las normas y leyes necesarias para entender todos los conceptos. Además, el acceso a la plataforma también incluye alrededor de 4.500 preguntas de test y de examen.

Si quieres más información sobre este método de estudio, podéis consultar el enlace Vídeos online del Permiso B.

 

EL EXAMEN PRÁCTICO

A la hora de enfrentarnos al examen práctico del carné de conducir, es muy importante tener en cuenta lo siguiente: tanto en las prácticas como durante el examen, debes mantener la calma. Los nervios son traicioneros. Una situación de nervios y estrés puede provocar que cometas errores tontos que, si hubieras estado tranquilo, no hubieran ocurrido.

Antes de ponerte a conducir, asegúrate de que conoces bien el funcionamiento de un coche. Así, te será mucho más fácil entender las reacciones del mismo, y saber cómo tienes que actuar en las diferentes circunstancias.

De nuevo, cualquier duda que tengas, pregunta a tu profesor de la autoescuela. No tengas miedo. Intenta entender cómo responde el coche cuando aceleras, cuando frenas o cuando giras el volante. Al principio, es muy difícil estar atento a todos los eventos que puedan concurrir en la calzada y, además, al manejo del coche.

Lo mejor es que aprendas primero a manejar bien el vehículo. De esta forma, cuando empieces a realizar las prácticas por la ciudad, tendrás una capacidad muchísimo mayor para recibir una mayor cantidad de estímulos. Si en tu autoescuela hay un simulador, estás de suerte. Intenta usarlo todo lo posible hasta que manejes con soltura el juego de pedales, la palanca de cambios o el volante.