Científicos de la Universidad de Granada han realizado un estudio para mostrar cuáles son las consecuencias de consumir alcohol antes de conducir. El estudio, realizado a decenas de voluntarios, muestra que los llamados halos, que vemos en estado de ebriedad, son uno de los efectos más peligrosos del consumo de alcohol.

José Juan Castro, investigador de la Universidad de Granada, explica:

“Esa luz difuminada te impide detectar, por ejemplo, una señal de tráfico, un peatón cruzando una calle, etc., entonces es importante que la persona al conducir por la noche no perciba muchos halos.”

Los voluntarios fueron sometidos a varias pruebas antes y después de haber consumido alcohol. En estas pruebas, se comprobó la reacción de sus pupilas a la luz, el estado de la retina y la cantidad de lágrimas. Según el estudio, el consumo de alcohol seca el ojo y deteriora la calidad de la visión.

GAFAS DE SIMULACIÓN DE ALCOHOL

El reportaje de A fondo, emitido el sábado 3 de mayo en Antena 3 Noticias, nos muestra también el método que utilizan en la autoescuela Plasencia, en Baza (Granada) para alertar a los alumnos de estos peligros: las gafas de simulación de alcohol Drunkbusters, que distorsionan la visión.

gafasdealcoholemia1

El director de la autoescuela, José Juan Plasencia, explica:

“Les decimos que el alcohol te vuelve torpe, muy lento, no tienes precisión…”

Los futuros conductores practican con las gafas la conducción en una pista con conos.

Director de la autoescuela: “Vamos a hacer una aproximación con el coche a esos conos, sin darles. ¿Complicado, verdad?”

Alumno: “Dificilísimo. Más profundidad.”

Director de la autoescuela: “Eso es lo que pasa cuando tomamos unas cuantas copas en el coche. “

gafasdealcoholemia2

gafasdealcoholemia3

gafasdealcoholemia4

Una alumna explica a Antena 3:

“Una vez que he probado la sensación de las gafas conduciendo, no bebería y conduciría después.”

 

Para más información sobre las gafas de simulación de alcohol, visitad www.drunkbusters.es